Seleccione la UNESCO Patrimonio de la Humanidad
www.mediaserver.de
 ©  

Área de Speicherstadt y barrio de Kontorhaus con el edificio Chilehaus, Hamburgo

Aquí es de donde surgió el moderno centro europeo: la histórica área de Speicherstadt y el barrio de Kontorhaus con el legendario edificio Chilehaus representan el ascenso de Hamburgo a categoría de metrópoli, y en la actualidad se presenta como un vital distrito cultural. Sin perjuicio de épocas y transformaciones, el conjunto ha sido declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Paseando por el barrio, el visitante parece percibir en el aire el olor del té y del café, de las delicadas especias y de todo tipo de condimentos. El barrio forma un pequeño mundo en sí mismo, una ciudad forjada a base de almacenes, sustentados sobre miles de pilotes de madera de roble en una arquitectura de ladrillo rojo de estilo neogótico, que se fue construyendo entre 1885 y 1927. Sus callejuelas, puentes y canales aúnan el mayor complejo de almacenes del mundo, en medio del puerto de Hamburgo que, abarcando una superficie de 300.000 metros cuadrados, brindaba espacio para todo lo que era bueno y caro. Testigos de una gran época Los comerciantes no solo necesitaban un lugar para almacenar sus mercancías, sino también donde alojar su oficina. Por eso, justo al lado del área Speicherstadt se crearon los primeros edificios de Europa destinados exclusivamente a albergar la administración, los denominados Kontorhaus. La prosperidad de la que disfrutaban las dinastías de comerciantes de antaño queda patente hoy en edificios como la Chilehaus, que se construyó con unos 4,8 millones de ladrillos rojos colocados a mano. Henry B. Sloman, que había hecho fortuna comerciando con salitre de Chile, encargó al arquitecto Fritz Höger un edificio muy elevado, espectacular para aquella época, cuya fachada angular en punta recuerda a la proa de un barco. Descubrir, explorar y disfrutar En la actualidad, ambos barrios, el de Speicherstadt y el de Kontorhaus, constituyen grandes atractivos turísticos ubicados entre el auditorio Elbphilharmonie y HafenCity . Museos como el Hamburg Dungeon , el Speicherstadtmuseum o el mundo en miniatura Miniatur Wunderland , las tradicionales fábricas donde aún hoy se tuesta café y se concha chocolate, además de ancestrales tabernas en el puerto y encantadores restaurantes resultan todo un pequeño mundo muy peculiar que no puede dejar de descubrir.


Impressum | © 2012 UNESCO Welterbestätten Deutschland e.V. | gefördert aus den Mitteln des Landes Sachsen-Anhalt