Seleccione la UNESCO Patrimonio de la Humanidad
Bamberg Tourismus und Kongress Service
 ©  

Ciudad de Bamberg

Sobre siete colinas, en pleno centro de la región de Franconia, se levanta esta ciudad episcopal e imperial de mil años de antigüedad, que en muchos lugares se conoce como la "Roma de Franconia". Coronada por la catedral imperial, representa una singular joya urbanística, excepcionalmente conservada, a medio camino entre la Edad Media y el Barroco burgués.

El casco antiguo, que se ha conservado inalterado, abarca los tres distritos históricos de la ciudad: Bergstadt, Inselstadt y Gärtnerstadt. Los tres se incluyen en el patrimonio de la humanidad por la UNESCO y representan las estructuras básicas de una ciudad de Europa central en la Alta Edad Media de singular manera. Corría el año 1007 cuando Enrique II. elevó a Bamberg a la categoría de sede episcopal y residencia señorial, predestinándola así para ser monumento y convertirse en el centro de un episcopado recién creado y al mismo tiempo en una segunda Roma. Cinco de sus obras sacras conforman su trazado a modo de cruz latina. El paisaje urbano histórico se caracteriza por numerosas obras monumentales de los siglos entre XI y XVIII y alrededor de 1.200 monumentos arquitectónicos. La catedral de San Pedro y San Gregorio pertenece al conjunto de catedrales imperiales y, con sus cuatro torres, constituye el edificio predominante del casco histórico. En su interior se localizan el Jinete de Bamberg, una joya de una infinita sencillez y de un valor incalculable; el sepulcro del papa Clemente II, la única tumba papal existente en Alemania, y la tumba de la pareja imperial formada por Enrique II y Cunegunda. Se completa el conjunto en la plaza de la catedral con la majestuosa Nueva Residencia de estilo barroco y la Residencia Antigua. Otros lugares destacados son el ayuntamiento junto al puente sobre el río Regnitz, el Jardín de las Rosas con vistas sobre el centro histórico y, en las afueras, el monasterio de San Miguel, las casas de los curtidores junto al Antiguo Canal, el Barrio de los Molinos (Mühlenviertel) y el Barrio de los pescadores, la "Pequeña Venecia". Y, por supuesto, la cerveza de Bamberg: aquí se sirve la famosa cerveza Rauchbier, o ahumada, de un sabor muy peculiar, que se puede degustar como otras tantas especialidades en una ruta individual de catadores de cerveza, recorriendo los locales y las cervecerías de la ciudad bávara .


Impressum | © 2012 UNESCO Welterbestätten Deutschland e.V. | gefördert aus den Mitteln des Landes Sachsen-Anhalt