Seleccione la UNESCO Patrimonio de la Humanidad
DZT
 ©  

Monumentos conmemorativos de Lutero en Eisleben y Wittenberg

Incluso después de 500 años de la Reforma y el comienzo de la Edad Moderna, se puede respirar el ambiente de aquella época en Eisleben y en Wittenberg, la ciudad de Lutero. Aquí se localizan singulares monumentos conmemorativos de Lutero, como las casas natal y mortuoria del reformista, el monasterio donde vivió, así como la iglesia, en cuya puerta clavó sus 95 tesis.

Estos auténticos escenarios de la Reforma fueron declarados bienes culturales patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1996 debido a su relevancia universal. En Eisleben nació Martin Lutero el 10 de noviembre de 1483 y también aquí falleció el 18 de febrero de 1546 durante un viaje. La histórica plaza del Mercado con sus vistosas casas señoriales, el monumento a Lutero y el histórico ayuntamiento invitan a hacer un recorrido por el casco antiguo. Éste comenzaría con una visita de la casa natal de Lutero, nos llevaría al baptisterio de la iglesia de los Santos Pedro y Pablo, seguiría por la iglesia del mercado S. Andreas, con el púlpito original de Lutero, la iglesia de Sta. Ana, con la Biblia de figuras de piedra única en Europa, hasta el museo o "casa mortuoria de Lutero". La casa natal de Martin Lutero, donde la ciudad ya en 1693 erigió un monumento conmemorativo, se considera el primer museo de Alemania y el más antiguo del mundo. La casa mortuoria, una casa patricia del gótico tardío de alrededor del año 1500, se emplea hoy como museo y lugar conmemorativo. No obstante, la tumba de Lutero se halla en Wittenberg. Y también en esta bella ciudad, un paseo por el casco antiguo le llevará hasta los monumentos conmemorativos de Lutero. Hasta la iglesia del castillo, en cuya puerta clavó sus famosas 95 tesis en el año 1517, así como al panteón de Lutero y de su congenial compañero de fatigas Melanchthon; a los talleres del pintor Cranach, a la iglesia de la ciudad con el impresionante altar, creado por Cranach, así como a las casas de Lutero y Melanchthon. Desde su llegada a Wittenberg, en 1511, Martín Lutero se alojó siempre en el convento de San Agustín de la ciudad como monje y catedrático. A partir de 1525 vivió con su familia. Aquí impartía sus clases ante estudiantes de toda Europa y fue donde surgieron los escritos que revolucionarían el mundo. La casa de Lutero abrió en 1883 sus puertas al público como museo y es, en la actualidad, el mayor museo sobre la historia de la Reforma en todo el mundo.


Impressum | © 2012 UNESCO Welterbestätten Deutschland e.V. | gefördert aus den Mitteln des Landes Sachsen-Anhalt