Seleccione la UNESCO Patrimonio de la Humanidad
CTW Würzburg
 ©  

Residencia de Wurzburgo y jardines de la corte

Comúnmente la residencia de Wurzburgo se considera el más puro en cuanto a estilo y a la par extraordinario de los palacios barrocos alemanes. Construido entre 1720 y 1744 y engalanado entre 1765 y 1780 con los espléndidos jardines de la corte, ilustra una época grandiosa y una de las cortes de príncipes más brillantes del Europa.

Balthasar Neumann, arquitecto de la corte, encargado de toda la dirección del colosal proyecto de construcción, no sería fácil de emular. Tuvo que soportar los humores de muchos artistas sensibles, motivándolos para que dieran lo mejor de sí: entre ellos se contaban los arquitectos más renombrados de Alemania y Francia, como Lucas von Hildebrandt, Maximilian von Welsch, Robert de Cotte y Germain Boffrand. Un interiorista aventajado, como el italiano Antonio Bossi, el "genio de los ornamentos" de la residencia de Wurzburgo y los virtuosos escultores como Johann Wolfgang van der Auvera y Georg Adam Guthmann de Múnich se encargaron de la decoración minuciosamente detallada de los espacios. Y para la ilustración pictórica contaron con la colaboración de Giovanni Battista Tiepolo, el mayor pintor de frescos del siglo XVIII. Todos ellos crearon obras inmortales de arte en el vestíbulo, la escalinata, Sala Blanca y Sala Imperial: por ejemplo el Salón de los Espejos de la residencia representa para muchos la obra de arte en una sala más completa del rococó. En un creativa labor conjunta estos artistas de diferentes nacionalidades e idiomas hicieron nacer el "rococó de Wurzburgo" que supuso la variante "más italiana", por así decirlo, de este estilo en Alemania. También los jardines de la corte forman parte del patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y con su belleza exuberante nada tienen que envidiar a la residencia. Tampoco se debería dejar de visitar Wurzburgo : se puede disfrutar de una fantástica vista panorámica de la ciudad y de su bello entorno desde la fortaleza de Marienberg. No hay que olvidar que cuenta con tanta belleza porque por todas estas latitudes se cultiva el famoso vino de Franconia.


Impressum | © 2012 UNESCO Welterbestätten Deutschland e.V. | gefördert aus den Mitteln des Landes Sachsen-Anhalt